martes, 1 de septiembre de 2009

PASOS PARA DESARMAR UN DIFERENCIAL.

El poder realizar personalmente las reparaciones a mi vehiculo siempre ha sido uno de mis mayores deseos, dada la dificultad a veces extrema de conseguir un verdadero mecánico en quien depositar nuestra confianza con los ojos cerrados sin tener que poner de por medio cuantiosas cantidades de dinero, sobretodo cuando se trata de reparaciones de peso.

Cuando adquirí mi Land Cruiser serie 40, vi en el, entre muchas otras cosas, la posibilidad de lograr esa aspiración, dada su mecánica relativamente sencilla aunque robusta. De ahí que, superando mi temor a equivocarme, me dedique a buscar la documentación técnica necesaria, además de atreverme a hacer algunas reparaciones menores, mientras que en otras oportunidades, no despegaba los ojos de todos los procedimientos que seguía uno de los pocos mecánicos que he dejado tocar mi 40 al momento de hacer alguna reparación de mayor complejidad.

Sintiéndome ya con más confianza, decidí enfrentar un problema que estaba afectando a mi TLC desde un buen tiempo y que venia acrecentándose aceleradamente en los últimos días, un fuerte juego en el eje diferencial trasero acompañado de un molesto ruido que denotaba un serio problema en alguno de sus componentes.

Manual en mano, espere un fin de semana largo mientras estudiaba todo el procedimiento de desarmado, reparación, ajuste y ensamblado del diferencial, a modo de prever todos los escenarios posibles.

Es importante, antes de emprender cualquier tipo de proyecto, hacer un estudio previo donde notemos con anterioridad que podemos encontrarnos y que necesitaremos para afrontar cualquier problema; de ahí el valor de poseer un soporte técnico suficientemente detallado.

Desarmar un diferencial implica la necesidad de utilizar algunas herramientas de propósito especial, que han sido diseñadas para objetivos específicos, y por lo tanto, difíciles de adquirir, así que es de igual importancia prever como se pueden sortear los obstáculos que esto puede acarrear.

El primer día dedique la mañana para adquirir las herramientas necesarias que no poseía, además de los implementos básicos que obviamente requeriría, como empacaduras, silicona, estoperas y aceite, para posteriormente, dedicar la tarde para desarmar el diferencial.

Antes de desarmar el diferencial, debe drenarse su contenido, esto retirando el tapón de 24mm que se encuentra en su parte inferior, asegurándose de utilizar un recipiente adecuado para luego desechar apropiadamente el aceite usado. Mientras se drena, podemos proceder a desinstalar el cardan trasero.

Drenado el eje, podemos acceder al interior del diferencial retirando la tapa que se encuentra sujeta por diez tornillos 16mm, teniendo especial cuidado con la tubería del líquido de frenos que se encuentra adosada a esta. No todo el aceite puede ser drenado por el tapón, así que parte del resto de este saldrá al momento de retirar la tapa.

De esta manera tendremos acceso al grupo trasero, donde puede percibirse la corona, el porta corona, los engranajes diferenciales o planetarios, el espaciador y los elementos de sujeción.

Posteriormente, debe aflojarse la tuerca del piñón de ataque, de 30mm que debe quedar expuesta cuando se retira el cardan.+

Hecho esto, podemos proceder a retirar el espaciador, la pieza cilíndrica que se encuentra en el centro, entre los engranajes diferenciales, retirando el tornillo que lo retiene y que se encuentra en la parte inferior derecha del porta engranajes que podemos ver en el centro justo a la derecha de la corona.

Al retirar el tornillo, se liberara el pasador del espaciador, que debe retirarse con sumo cuidado, pues sostiene todos los engranajes de esta pieza. Para esto se ha de girar un poco la porta engranajes y presionar el pasador en su parte superior, para retirarlo deslizándolo por la parte inferior.

Se retira el espaciador, junto con los engranajes superior e inferior y sus respectivas arandelas, es importante destacar que cada pieza retirada debe ser colocada en su posición original al momento de ensamblarse el diferencial.

Para continuar, en este punto se debe suspender el eje, colocando el vehiculo sobre soportes adecuados en los puntos apropiados. Se recomienda utilizar soportes tipo “burro” que deben ser colocados bajo los laterales de chasis.

Al suspender el eje, empujando cada caucho hacia el centro, se liberara el reten de cada punta de eje, para luego poder retirar los restantes 2 engranajes y extraer las puntas de eje. Esto permitirá desacoplar completamente el grupo diferencial.

Para desinstalar la corona completa, basta con primero: retirar los tornillos de los cascos que la sostienen por sus laterales, aflojando los 4 tornillos de sujeción, teniendo especial cuidado pues aquí se encuentran los rodamientos de la corona y las tuercas de ajuste.

De esta manera bajamos la corona y obtenemos acceso al piñón de ataque del diferencial.




Una vez que tenemos la corona en el suelo, podemos retirar los ganchos de cierre, que pueden verse justo en el centro de la imagen a la izquierda, para liberar las tuercas de ajuste y los casquillos de los rodamientos.

Para sacar el piñón, basta con retirar completamente la tuerca de sujeción que aflojamos previamente. Para retirar el rodamiento guía del piñón de ataque, debemos remover la estopera que se encuentra en esta área.

En la siguiente imagen, podemos ver el casco del diferencial completamente vaciado de sus elementos.

Reitero la importancia que conlleva mantener el orden original de los componentes para el momento de ensamblar el eje diferencial, por lo que es recomendable que la posición, derecha o izquierda, de cada pieza sea identificada.

Una vez desarmado todo, debe limpiarse y revisarse cada componente a fin de localizar posibles daños o desgastes que ameriten la sustitución de la pieza.

Igualmente, dadas las características de esta reparación, es altamente recomendable, revisar cada componente que quede expuesto, a fin de cambiar cualquier pieza dañada o defectuosa, no solamente en lo referente al diferencial, sino también a los frenos, estoperas de las puntas de eje, crucetas, rodamientos, engranajes, etc.

Para los propósitos de este proyecto personal, las piezas a sustituir fueron la estopera del diferencial, la estopera de la punta de eje derecha, y el rodamiento principal del piñón de ataque.

Las estoperas pueden ser retiradas con un extractor estándar sencillo sin mucha complicación, y para instalar las nuevas, en lo personal me valí de un taco de madera grueso y un martillo de goma. Presentando la estopera en el sitio donde será instalada, se le coloca encima el taco de madera y luego se golpea este suavemente con el martillo de goma, para obtener así un golpe uniforme sobre toda la estopera que permita que entre adecuadamente y no sufra deformaciones que la dañen.

En cuanto al rodamiento del piñón, este debe retirarse con mayor cuidado, puesto que se encuentra fuertemente fijado al eje del piñón. Para esto debemos contar con una prensa de banco y un extractor fuerte. Fijamos los ganchos del extractor a la parte inferior del rodamiento, luego fijamos uno de los ganchos a la mordaza de la prensa y entonces procedemos con la extracción.

También es posible retirar este rodamiento fijando el eje del piñón con la mordaza de la prensa y golpeando suavemente, a pulso, con un cincel y una mandarria pequeña alrededor de todo el rodamiento, pero este método requiere muchísimo mas cuidado, de manera de evitar maltratar el piñón.

Para instalar el nuevo cojinete, podemos utilizar la carcaza del que hemos retirado, colocándolo sobre el nuevo y dando golpes suaves pero concisos alrededor de toda su circunferencia, mientras tenemos el piñón apoyado en una superficie dura, hasta llevarlo al tope de la cabeza del piñón.

En todo caso, si no se tienen las herramientas adecuadas para este procedimiento, es mucho mejor llevar el piñón completo con el recambio a un taller de rodamientos donde puedan hacer el trabajo utilizando un extractor hidráulico, y de esta manera asegurar que el piñón no sufra ningún maltrato que afecte su desempeño futuro.

Una vez que se han completado los pasos anteriores, y se ha chequeado si es necesario atender otras partes del vehiculo, podemos proceder a ensamblar el eje diferencial, pero antes es recomendable limpiar la carcasa del diferencial en su totalidad, para remover restos de aceite usado, posibles pequeñas muescas de metal, escoria, además de restos de silicona, y empacaduras viejas.

El ensamblaje consiste básicamente en seguir todo el procedimiento a la inversa y su mayor complicación radica en el ajuste de los componentes del diferencial, que es lo que garantizara que el trabajo haya valido la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada